10 pasos para sobrellevar el estrés de mitad de año

No todos pueden tomarse vacaciones de invierno para renovar fuerzas y continuar  pero existen otras alternativas que pueden ayudarte a aliviar las tensiones.

Finalizado el primer semestre del año, muchos son los factores que están condicionando no sólo el humor sino también los tiempos, en donde los más expuestos a sufrir estrés resultan ser  los desorganizados, los que se pusieron a principio de año metas muy lejanas y difíciles que ven que no se cumplen con el paso del tiempo. Para otros puede ser una dieta, un viaje, iniciar una nueva carrera universitaria o un sinfín de proyectos a los que el reloj va marcando las horas. En el caso de los estudiantes, los que se encuentran en el último año del colegio, universidad o estudiando para algún  examen de ingreso, también son candidatos para el estrés de esta temporada.

El estrés se manifiesta de muchas maneras, puede ser, con dolores de cabeza, agotamiento, alteraciones en el colon, gastritis, insomnio, ansiedad, entre otros síntomas. Al parecer se trata de un mal de este siglo, sin embargo, se puede tratar con diversos tipos de terapias que ayudarán a armonizar nuevamente la mente y el cuerpo, tan expuesto al estrés diario.

Casi la mitad de los empleados argentinos (el 48%) creen que su trabajo puede afectar su salud o generarle problemas de estrés. El resultado surgió de un relevamiento realizado entre más de 400 casos en todo el país.

No hay que dejar que el estrés avance e intentar sobrellevar esta etapa, para llegar a un fin de año sin los problemas que acarrea este trastorno cada vez más común.

Consejos

Una buena técnica para intentar llegar a fin de año con la mayor armonía entre compañeros de trabajo y familia, vida personal y actividades cotidianas, pueden ser estos útiles consejos. ¡A ponerlos en práctica!

1.- Disfrutar del chocolate: este alimento es muy reconfortante, es excelente para combatir la depresión, la tristeza y la irritabilidad, gracias a sus propiedades como la teobromina, cafeína y teofilina.

2.- Caminar: una actividad ideal para eliminar la tensión y el estrés, con sólo 15 o 30 minutos diarios es suficiente y puede hacerse en cualquier lugar y momento.

3.- Respirar: hacer una pausa y tomarse tres minutos para inhalar y exhalar oxígeno, suave y despacio. Esto beneficia a la oxigenación del cerebro, lo relaja y despeja.

4.- Realizar alguna actividad placentera: hablar con un amigo, ver fotografías, tomar una siesta, cocinar, leer un libro, cualquier acción que genere bienestar y tranquilidad.

5.- Meditar: una terapia que puede hacerse en cualquier momento y lugar, sólo hay que preguntar y responderse a uno mismo estas preguntas: ¿Qué es lo que pasa por mi mente? ¿Qué sensaciones percibe mi cuerpo? ¿Cuáles son las emociones y los impulsos que siento?

6.- Poner atención en los detalles: algunas veces al realizar las actividades cotidianas se dejan de lado algunas cosas que son esenciales para ello y que pueden ofrecer una sensación de bienestar que pasa desapercibida en el trajín. Por ejemplo: al cocinar se puede disfrutar de los sabores, olores y texturas de los alimentos.

7.- Ser agradecido: un buen ejercicio es el de la gratitud. Esto significa contar las 10 cosas por las que se podrían dar las gracias en el día, aunque sea difícil, es posible.

8.- Escuchar y relajarse: la sensibilidad ante el poder del sonido y su relación con los pensamientos y emociones es central para la concientización y para ser una persona más feliz, más relajada. La música, cualquiera, siempre es una excelente terapia.

9.- Descansar: al dormir el cuerpo repone energías y pone en funcionamiento acciones elementales para el cerebro. Lo ideal es entre 7 y 8 horas seguidas por la noche.

10.- Mantenerse en armonía: aunque a veces cueste mantener la calma ante situaciones de mucha acción, es importante recordar que la organización de prioridades contribuye a ser más eficiente y estar en sintonía con lo que es importante para uno mismo.

Estas recomendaciones contribuyen a eliminar el estrés y mejorar la calidad de vida y el bienestar, así  también pueden complementarse con tratamientos naturales como Serenil, recomendado para las alteraciones nerviosas, o ayudar a tener una buena calidad del sueño como es el caso de la Valeriana. Un buen descanso es la clave para comenzar un buen día.

 

Fuente: bienestar.salud180.com