Alimentación que mejora el rendimiento cognitivo

La alimentación rica en nutrientes específicos estimula el rendimiento cerebral a nivel cognitivo y también creativo. En época de exámenes finales o cuando faltan energías para terminar el año, cambiar la dieta, puede ser una opción revitalizante.

Las investigaciones, son contundentes: hay alimentos y nutrientes que estimulan la actividad cognitiva y creativa. Una nueva investigación confirma que influyen directamente en la capacidad del cerebro para pensar y, sobre todo, para pensar mejor. Los científicos australianos pudieron relevar cómo las personas que tenían una dieta menos saludable mostraban una parte del hipocampo cerebral más pequeña que aquellas otras que añadían a su menú diario alimentos ricos en nutrientes (verduras, frutas, pescados frescos, suplementos de aceite de krill). Y es precisamente esa zona, la que se encarga del aprendizaje, la memoria y la salud mental.

De acuerdo a estos resultados, ingerir alimentos ricos en determinadas propiedades nutricionales es la forma más adecuada para mejorar la capacidad de conocimiento y la concentración. Como por ejemplo en ácidos grasos omega 3 y en especial el DHA, que son las estrellas entre los nutrientes.

Otro de los trabajos que confirma esta regla, es una investigación de la Universidad de California, en el que se explica como el omega-3 es un componente natural estructural de las membranas de las neuronas. Y cómo un déficit del mismo en la dieta, está asociado con un alto riesgo de padecer falta de memoria y de concentración o atención, e incluso desórdenes mentales. Sugerimos Aceite de Pescado para completar el consumo necesario, que además contribuye a disminuir los triglicéridos y el colesterol.

Sugerencias de especialistas

  • Frutas y verduras: la composición de ciertos vegetales resulta un eficaz protector neuronal frente a esas moléculas inestables y reactivas conocidas como radicales libres. Las frutillas, los arándanos y el tomate, son algunos de los que tienen un gran poder antioxidante. El cerebro nunca deja de trabajar, sus células necesitan un flujo constante de sangre y oxígeno para producir energía, lo que a su vez hace que continuamente aumenten los radicales libres. Esta dinámica provoca que el cerebro sea especialmente vulnerable al daño.
  • Otro gran aliado para potenciar la eficacia mental es la yema de huevo, porque tiene propiedades capaces de generar sustancias fundamentales para la memoria.
  • El consumo diario de verduras de hoja verde, como acelga, espinaca, lechuga o brócoli, aporta hierro: uno de los nutrientes directamente relacionado con las funciones cerebrales y cognitivas, además de ser el acompañamiento idóneo para las proteínas de la carne y/o el pescado.
  • El yodo es otro elemento básico, ya que se ha visto que cuando hay carencia de yodo, baja la capacidad del trabajo mental. El uso de la sal yodada es una forma muy fácil de consumirlo habitualmente. Con una cucharadita pequeña ya cubrimos las necesidades diarias.

Un complemento natural

Durante la época de exámenes y ya terminando el año, parece que las energías se agotan y faltando tan poco para las merecidas vacaciones es necesaria una pequeña ayuda.

De acuerdo a los médicos especialistas, una simple comida puede determinar el estado emocional, condicionar el humor, potenciar o disminuir el rendimiento intelectual o físico.

A veces el ritmo de vida y las exigencias cotidianas impiden que pueda planificarse una dieta adecuada o, es muy difícil, concentrar el consumo en cantidades ideales. Es por ello que incorporar suplementos es una buena alternativa, como por ejemplo con el producto Arriba. Funciona como estimulante del sistema nervioso central, mejora la resistencia al estrés, aumenta la energía y vitalidad de todo el organismo al mismo tiempo que estimula las funciones cognitivas y de la memoria.

Fuente: medicosconsultores.com