Cebolla: una aliada contra la pérdida de pelo

Es época de caída y recambio, pero ojo que no estés perdiendo más de lo normal. Si te das cuenta que esto te está pasando, poné en práctica estos trucos caseros y naturales.

La pérdida excesiva del cabello es uno de los trastornos capilares que afecta con regularidad tanto a los hombres como a las mujeres. Si bien lo normal es perder entre 50 y 100 hebras de pelo cada día, muchos están notando que se les está cayendo en grandes cantidades.

El problema es que no siempre es fácil de solucionar y, con el tiempo, la melena comienza a lucir débil y con muy poco volumen. Además, más allá de lo estético, su presencia puede estar alertando un desbalance hormonal, estrés y algunas deficiencias nutricionales.

Por fortuna, hay tratamientos 100% naturales para fortalecerlo y frenar la caída, promoviendo al mismo tiempo su crecimiento. Y entre los más efectivos, encontramos las recetas con cebolla, gracias a sus compuestos sulfurosos.

  1. Cebolla y ajo

La combinación de jugo de cebolla con dientes de ajo brinda un completo tratamiento para fortalecer las raíces del pelo y detener la pérdida excesiva. Su concentración de compuestos de azufre, sumado a sus vitaminas, mejora el proceso de regeneración del cuero cabelludo, estimulando el crecimiento de la melena.

Ingredientes

4 cebollas crudas

6 dientes de ajo

½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

Pelá las cebollas y los ajos, licuá y batí con medio vaso de agua. Asegurate de obtener un jugo homogéneo y, cuando esté listo, pasalo por el colador.

Separá el pelo en varios mechones y frotá esta preparación en todo el cuero cabelludo. Dejalo actuar por 30 minutos y enjuagá con tu champú habitual. Usalo, por lo menos, tres veces a la semana. No le tengas miedo al olor, se va con el lavado.

  1. Cebolla y miel de abejas

Este tratamiento es una solución efectiva para detener la caída del pelo en personas con cuero cabelludo grasoso. La miel y la cebolla contribuyen a regular la producción natural de aceites en las glándulas sebáceas, dejándole un aspecto más limpio y brillante.

Ingredientes

2 cebollas crudas

3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

Preparación

Trozá las cebollas crudas y licualas junto con la miel de abejas hasta conseguir una pasta jugosa. Frotala por todo el cuero cabelludo y el cabello. Cubrí con un gorro durante 40 minutos. Enjuagá como de costumbre y úsalo 2 o 3 veces a la semana.

  1. Cebolla y champú

Al introducir unos cuantos trozos de cebolla en el champú de uso regular también se pueden conseguir interesantes efectos en el control de la caída. Sus principios activos se absorben con facilidad a través del cuero cabelludo, protegiendo y fortaleciendo los folículos pilosos.

Ingredientes

1 cebolla cruda

1 frasco de champú herbal

Preparación

Corta la cebolla en pequeños cubitos y metelos directamente en el envase de champú que uses (preferentemente herbal). Dejá que la cebolla macere dentro del envase durante una semana. Después de este tiempo, usalo frotando el cuero cabelludo para facilitar su absorción y promover la circulación. Dejálo que actúe 20 minutos y luego de este tiempo enjuaga. Se recomienda su uso sólo 2 veces a la semana.

Fuente: mejorconsalud.com