Colágeno: la proteína antiedad esencial para el todo el cuerpo

Es la proteína más abundante del organismo y el constituyente esencial de huesos, cartílagos, tendones, ligamentos y articulaciones. Evita arrugas y flacidez, de la misma forma que calma los dolores reumáticos.

El colágeno constituye una sustancia natural generada por el propio organismo, que desempeña un papel fundamental para el buen mantenimiento de los tejidos de todo el cuerpo, contribuyendo a su elasticidad y regeneración. La misma, está presente en la composición de los huesos, la piel, los ligamentos, los cartílagos y tendones.

Con el correr del tiempo la producción de esta proteína por parte de las células disminuye y se observa que la piel pierde elasticidad, este efecto natural se acelera a medida que pasan los años, por lo que la solución es administrar más colágeno al cuerpo para reforzar lo que ya no puede generar o que se ha debilitado.

¿Cuál es su función?

Es considerado el “pegamento” que mantiene unido al tejido conjuntivo, piel y músculos. Aporta estructura, resistencia y elasticidad a todos los tejidos del sistema osteoarticular y a la piel. Con la pérdida de colágeno el hueso se vuelve poroso y frágil, y en cuanto a la piel, pierde grosor y elasticidad, originando flacidez y arrugas. Otra de sus consecuencias en relación a la edad, es la artrosis.

En las mujeres, todos estos procesos se aceleran con la llegada de la menopausia por la disminución de los niveles hormonales. A partir de los 25-30 años comienza a bajar su producción naturalmente.

Beneficios del Colágeno

  • Disminuye el dolor, la inflamación, el edema y la rigidez de la artritis reumatoide, la osteoartritis, la artritis juvenil y la gota.
  • Interviene en la reparación del tejido cartilaginoso.
  • Fortalece los huesos, las articulaciones y las uñas.
  • Mejora la firmeza de la piel y ayuda a cicatrizar las heridas.
  • Fortalece el cabello.
  • Favorece la recuperación del cuerpo después del ejercicio.
  • Ayuda a bajar de peso.

Para recuperarlo

El colágeno de los alimentos posee una biodisponibilidad muy baja, con lo que hay que suplementarlos para conseguir un aporte suficiente para el organismo. Además, se encuentra en alimentos con excesivo contenido de azúcares y grasas, como las gelatinas y embutidos, por lo que muchos pierden buena parte de su contenido proteínico durante el proceso de cocción.

El lanzamiento de Colágeno & Q-10, de la línea Geneo de Natufarma, ofrece una opción complementaria que soluciona el déficit proteico natural, aportando la dosis justa y necesaria para brindar al organismo el colágeno que necesita para nutrir los tejidos recuperando su consistencia, haciendo la piel más elástica y menos propensa a generar arrugas. Además, reduce los dolores y malestares articulares, previene la osteoporosis y ayudar a combatir la artrosis.

Se recomienda como complemento alimenticio, en una cantidad de 8 g. diarios, que serán suficientes para comenzar a notar sus beneficios a partir de los 15 días de consumo. Al tratarse de una sustancia que no es nociva ni presenta contraindicaciones, su uso puede prolongarse durante toda la vida.

No sólo es una proteína sorprendente, es un suplemento muy recomendado para quienes practican deportes y someten sus articulaciones a un gran esfuerzo físico, como también para aquellos que están pensando realizarse un cirugía plástica o tratamientos similares. Además pueden consumirlo intolerantes al gluten o a la lactosa.

Fuentes: elcolageno.com, lineaysalud.com, imujer.com