Cómo disfrutar de las fiestas manteniendo una dieta saludable

Llega fin de año y con éste, los eventos y despedidas. Hay muchos consejos y tips para poder disfrutarlos, comiendo de manera variada y saludable.

La moderación es la principal clave para que la tradicional comida de las fiestas no cause estragos en el peso, pero además, existen algunos trucos que pueden restar calorías sin tener que dejar de disfrutarlas. Y además, se evitan las indigestiones y otros trastornos gastrointestinales.


Tips útiles:

  • Para preparar pollo, retirar la piel antes de cocinarlo.
  • Si la receta lleva huevos, cambiar cada huevo entero por 2 claras, esto no afectará al sabor y ayuda a disminuir el consumo de colesterol.
  • En los menús incluir siempre ensaladas, preferentemente versiones de verdura cocinada.
  • Para preparar aderezos, elegir las vinagretas a base de limón o naranja.
  • Para cremas, aderezos o dips, es mejor emplear yogurt bajo en grasa.
  • Si las recetas utilizan leche, crema o queso, elegir las versiones bajas en grasa o descremadas, tendrán el mismo sabor.
  • Al preparar salsas, usar sartenes de teflón.
  • Si hay que freír algún alimento, utilizar aceite vegetal y no reutilizarlo.

 

Consejos saludables

Beber alcohol con moderación: aporta muchas calorías y la combinación con las comidas abundantes puede arruinar una dieta en una noche. Una forma para brindar reduciendo su impacto en el peso, es diluir con agua un porcentaje de la bebida que se consuma.

Elegir bien los alimentos: procurar que en el plato prevalezcan los vegetales y menos hidratos de carbono o grasas. Si se puede evitar la “comida chatarra”, ¡mucho mejor!

No repetir: hay que evitar la tentación de servirse más de una vez. Mejor saborear cada bocado y comer despacio.

Mantener la rutina de ejercicios: es aconsejable buscar una actividad alternativa para mantener el cuerpo en movimiento al menos media hora cada día.

Comer antes para disminuir el apetito: comer alguna colación antes de la gran cena puede ser de gran ayuda para no pasarse de las calorías adecuadas.

 

Buenos hábitos:

  • Siempre desayunar para llegar con menos hambre a la comida principal.
  • Comer de todo con moderación, los alimentos que se recomiendan entre las comidas tienen que ser preferiblemente las frutas y frutos secos.
  • Comer despacio, cada bocado debe ser masticado por lo menos veinte veces, para que la digestión sea más fácil y para que el cerebro reciba la señal de que ya está satisfecho.
  • Beber como mínimo dos litros de agua al día para limpiar el organismo y eliminar las toxinas. También es de gran ayuda para comer menos entre comidas.
  • Ejercitarse todos los días, un ejercicio  muy efectivo y sencillo es caminar durante media hora.
  • Comer alimentos bajos en grasa: el pescado y el pollo aportan muy pocas calorías al organismo; las verduras y frutas también tienen que estar incluidas en la dieta.
  • Consumir muy poca sal.
  • Elegir jugos naturales, tienen menos azúcar que las gaseosas.

 

Seguir una dieta requiere de sacrificio y disciplina,  lo importante es adecuarse en forma conjunta a un estilo de vida sano donde se coma de todo, con moderación y sensatez, acompañando siempre con una rutina de ejercicios donde se trabaje el cuerpo y la mente. Disfrutar de la Navidad sin aumentar de peso es posible.

 

Fuentes: vidasanaweb.com.ar; salud180.com; mejorconsalud.com