Cómo mantener tu peso

Mantener un peso ideal con el paso del tiempo es lo más saludable para tu cuerpo. Pero a veces es una tarea difícil. O si ya conseguiste bajar esos kilitos, pero se aproxima otro gran desafío. Te contamos cómo no volver a subirlos.

Una de las cosas más difíciles para una persona es seguir una dieta saludable y mantener su peso ideal. Por eso, es necesario seguir algunas estrategias sin tener que recurrir a regímenes alimenticios estrictos.

  1. Controlá tus emociones

Científicos de la Universidad de Alabama, comprobaron que las personas emocionales son 13 veces más propensas a  tener sobrepeso a causa de su relación con la comida. Si tenés algún problema emocional no te refugies en ella, podés salir con tus amigos, meditar, hacer ejercicio o realizar cualquier tipo de actividad que te impida pensar en la comida.

  1. Comida casera

Adoptá el hábito de preparar la comida en casa. Cociná con alimentos frescos, que son más sanos y nutritivos. Podés hacer varios menús para que te rinda de dos a tres días, esto hará una diferencia en tu alimentación y peso. Consumí vegetales de hojas verdes, mucha fruta, Tomá abundante agua (aproximadamente 2 litros por día) y reducí al mínimo la comida chatarra. Seguir una alimentación saludable es primordial para conservar el peso.

  1. Registrá tu peso

Si ya perdiste peso, para no recuperarlo es fundamental continuar pendiente de no recuperarlo. Realizá una rutina todos los días a la misma hora para registrar los kilos que marca la balanza. Esto ayuda a mantenerse delgado y motivado. La balanza es ahora tu amiga más fiel. Si notás que subiste, ya sabés qué hacer para bajarlo rápidamente.

  1. Contá las calorías y ¡a moverse!

Informate sobre la cantidad de calorías e ingredientes que tiene cada comida, por lo menos de sus componentes básicos. Y en esos días de mayor debilidad en los que comas demás, intensificá tus ejercicios. Tu rutina normal debiera ser de al menos dos o tres días a la semana, pero si ir al gimnasio no es lo que más te entusiasma, caminar es igual de efectivo. No requiere de ninguna habilidad especial, y puede hacerse al aire libre como un paseo a buen ritmo. Por eso, en lugar de salir en tu auto, o cualquier otro medio de transporte, movete a pie.

  1. Plan de compras

Una investigación realizada en la Universidad de Harvard asegura que las personas que compran con anticipación, tienen una alimentación más saludable. La clave es hacer una lista de compras y crear un menú semanal, de esta forma tienes una organización de tus comidas, cantidades y variedad que ayudan a mantener tu peso. Esto gracias a que siempre sabrás qué preparar sin tener que recurrir al delivery.

  1. Comé solo cuando tengas hambre

Si la heladera te llama, buscá calmar la ansiedad por otro lado: entretené tu mente haciendo algo que capte tu atención. Pero si tu estómago es más fuerte que la voz de tu razón, elegí siempre una fruta o algún snack saludable, nunca snacks o alimentos procesados o azucarados.

También puede ayudarte el utilizar platos más pequeños que los tradicionales, para reducir porciones casi sin que se note. Beber agua antes de cada comida para generar la sensación de saciedad con anticipación. O incluso podés probar con REDUCTASE-CLA, el complemento ideal de Ácido Linoleico que ayuda a tu cuerpo a procesar las grasas.

Fuentes: vix.com; salud180.com