Energizate de forma natural con estos tips

La mejor manera de obtener energía y mantener el buen humor durante el día es atender a los biorritmos naturales de tu organismo. Madrugar puede ser la mejor ayuda para tu cuerpo.

¿Solés levantarte con cansancio o de mal humor? Para mejorar tu calidad de vida lo mejor es despertar con energía, con el fin de afrontar el día de manera positiva. Esta actitud te ayuda a afrontar mejor los retos diarios, a mejorar las relaciones personales y a obtener mejores resultados en el trabajo.

Con estos sencillos consejos vas a lograr descansar mejor y despertar con energía positiva y vitalidad cada mañana.

1. Cenar poco y temprano

Lo que comés en la cena condiciona tu estado por la mañana, ya que uno de los factores que más influyen en el descanso es el funcionamiento del hígado, un órgano que se regenera por la noche.

Cenar algo ligero y temprano permite hacer bien la digestión y mejorar la calidad del sueño, lo cual ayuda a despertar con energía, alegría y buen aspecto.

Lo ideal es no comer más tarde de las 20 hs. y elegir alimentos que no resulten pesados, como ensaladas, sopas o cremas junto con una ración de proteína ligera (huevo, carne blanca o pescado).

2. Relajarnos antes de acostarnos

Uno de los motivos por los que ha empeorado la calidad del descanso es por el uso de los aparatos digitales hasta justo antes de acostarse o incluso en la cama.

Estos dispositivos (teléfonos móviles, tablets, computadoras) emiten ondas electromagnéticas que causan insomnio y otros trastornos que repercuten en los niveles de energía por la mañana.

Lo mejor es desconectarte de estas nuevas tecnologías al menos una hora antes de ir a la cama. Incluso es mucho mejor sustituirlas por un rato de lectura, meditación, ejercicios de relajación, música clásica, etc.

A la hora de ir a dormir, apagar el wifi y evitar los cargadores y enchufes junto a la cabecera de la cama. También apagar cualquier luz, aunque sea pequeña.

3. Despertar con energía… temprano

Aunque cada persona tiene su rutina, adaptada a su familia y trabajo, lo más saludable para despertar con energía es madrugar con la luz solar y seguir los biorritmos naturales del organismo. Para eso hay que levantarse entre las 5 y las 7 de la mañana, que es el horario en el que trabaja naturalmente el intestino.

Cuando no había luz eléctrica todo el mundo seguía el horario solar, un hábito muy saludable. Además, los primeros rayos de sol son los más beneficiosos para obtener energía y vitalidad para el resto del día.

4. Tomar agua en ayunas

Lo primero que podemos hacer al levantarnos es beber agua, en ayunas, antes de desayunar. Este sencillo hábito, que además es muy económico, nos ayuda a activar el organismo y depurar toxinas sin ningún esfuerzo.

Se puede tomar entre uno y dos vasos de agua, tibia o caliente, sola o con un poco de limón, al menos media hora antes del desayuno.

5. El desayuno adecuado

¿Se puede empezar el día sin un buen desayuno? Dice el refrán que hay que desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un pobre. Esto es en el sentido de que debería ser la comida más abundante y nutritiva del día. No obstante, muchas personas se levantan con poca hambre.

Para empezar el día con energía y buen humor hay que encontrar el desayuno más adecuado para el ritmo de vida propio. Hay quienes necesitan un café, quienes no soportan comer fruta por la mañana, los que no pueden prescindir del pan o quienes no pueden vivir sin su batido verde. La recomendación es investigar entre las diferentes opciones de desayunos saludables hasta encontrar el que te hace sentir mejor.

6. Suplementos energéticos

Si a pesar de seguir estos consejos notás que te falta una buena dosis de vitalidad y ánimo por las mañanas, podés optar por algún suplemento natural estimulante que te ayude a conseguirlo. Como nuestra línea de energizantes Arriba! que contiene los más importantes componentes recomendados para llenar de vitalidad a tu organismo: estimula el sistema central, mejora la resistencia al estrés, mejora la circulación cerebral, la oxigenación y el funcionamiento de la actividad cognitiva y la memoria. Además contiene yerba mate, fuente de energía natural, y lecitina de soja, un elemento importante en la formación y mantenimiento de los neurotransmisores cerebrales entre neuronas.

Fuente: mejorconsalud.com