Los beneficios del Eucalipto

El eucalipto es uno de los productos naturales más importantes para combatir los síntomas del frío, los cambios de clima y mejorar la calidad de vida previniendo dolores musculares, resfríos y el malestar típicos de la época.

Tanto las hojas, como el aceite de esta planta son utilizados principalmente por sus propiedades antiinflamatorias, expectorantes y antibacterianas. Esto lo convierte en un excelente remedio para remover el exceso de mucosidad de los pulmones, disminuir la inflamación y limpiar las vías respiratorias.

Los cuadros típicos del invierno pueden prevenirse o curarse gracias a los beneficios de esta planta. Es recomendada para tratar:

- Tos: Por su acción antiséptica y balsámica sobre la mucosa bronquial contribuye en la regeneración de las células dañadas, facilita la expulsión de la mucosidad y calma la tos.

- Fiebre: posee propiedades febrífugas y antisépticas que ayudan a calmarla.

- Catarro: ayuda a remover y eliminar la mucosidad de los pulmones y a disminuir la inflamación.

- Dolor de garganta: colabora en la eliminación de gérmenes, suaviza la faringe y es ideal para tratar anginas.

- Bronquitis: reduce los síntomas de esta enfermedad. Rebaja la inflamación y ayuda a eliminar el exceso de secreciones.

Más beneficios:

  • Es un excelente expectorante, fluidifica la mucosidad, descongestiona y mejora la respiración.
  • Posee propiedades antimicrobianas y bactericidas ayudando a eliminar los microorganismos causantes de las enfermedades.
  • Desinfecta y depura el aire.
  • Disminuye inflamaciones en las vías respiratorias.
  • En un gran antiséptico, se utiliza para desinfectar y tratar afecciones en la piel.

¿Cómo aprovechar sus propiedades?

Las formas más comunes de utilizar eucalipto son las vaporizaciones y las infusiones.

Las hojas y el aceite de esta planta no deben consumirse sin ser diluidos previamente. Ambos se utilizan para elaborar productos y medicamentos. Un ejemplo es el Jarabe de Eucalipto con Vitamina C, con una ingesta recomendada de 3 cucharadas diarias, alejadas de las comidas. La dosis recomendada para niños es menor (consultar con el médico) y no puede ser utilizado por personas con diabetes.

El cambio de estaciones promueve la aparición de trastornos respiratorios y es fundamental poder aprovechar las ventajas de los productos naturales. Además es muy importante mantener una correcta alimentación para que el organismo pueda fortalecerse o recuperarse con mayor facilidad.

Fuentes: botanical-online.com, salud180.com