¿Por qué desintoxicar nuestro cuerpo?

La depuración de toxinas que nuestro organismo va acumulando tras fiestas y vacaciones, se vuelve indispensable para volver renovados a enfrentar el nuevo año.

Tras algunos excesos del fin de año lo mejor para volver a la rutina es renovar las energías de nuestro cuerpo. Y para eso es necesario quitarse de encima los excesos y todos los permitidos de estos últimos meses.

Desintoxicar el cuerpo consiste en la eliminación de las impurezas de la sangre a través del hígado, los riñones, los intestinos, los pulmones y la piel. El proceso está destinado a limpiar y nutrir el cuerpo eliminando las toxinas pero también reponiendo los nutrientes perdidos, por lo que da innumerables beneficios para la salud. ¡Conócelos!

Prevenir las enfermedades crónicas.

Las toxinas ambientales son responsables de muchos tipos de cáncer, enfermedades neurológicas, enfermedades del corazón y derrames cerebrales, entre otras enfermedades. Nuestros cuerpos tienen una función integrada de desintoxicación para hacer frente a estos peligros, pero esos sistemas se sobrecargan constantemente- La desintoxicación ayuda y mejora lo que nuestros cuerpos están tratando de hacer naturalmente.

Mejora las funciones del Sistema Inmunológico.

Las toxinas y los productos químicos se almacenan en el sistema inmunológico y éste disminuye su capacidad de funcionar adecuadamente. A esto se le añade la energía extra necesaria en los procesos de eliminación, que hace que nuestro sistema inmunológico se debilite. Realizar una desintoxicación de forma regular es una de las mejores formas para fortalecer el sistema inmunológico y combatir las infecciones.

Ralentiza el envejecimiento prematuro.

La desintoxicación libera al cuerpo de los radicales libres y metales pesados ​​parcialmente responsables del envejecimiento. Desintoxicar el cuerpo aumenta la absorción de nutrientes, incluyendo vitaminas y antioxidantes que ayudan a combatir el estrés oxidativo responsable del envejecimiento.

Mejora el estado de nuestra piel.

Desintoxicar el cuerpo produce beneficios antioxidantes para la salud de la piel, ya que ayuda a protegerla de los daños ambientales y del envejecimiento prematuro.

Facilita la pérdida de peso.

Las toxinas afectan a la capacidad natural del cuerpo para quemar grasas, lo que lleva a un aumento de peso. Diabetes, enfermedades del corazón y la presión arterial alta están directamente relacionadas con los problemas de peso. La desintoxicación libera al cuerpo de las toxinas almacenadas en las células grasas y aumenta el metabolismo.

Cuando el cuerpo se sobrecarga con toxinas y alimentos poco saludables, nuestros sistemas no funcionan tan bien como deberían y entonces se enferma, de ahí la importancia de desintoxicarlo. ¿Cómo? Muy simple: siguiendo una rutina de comida saludable y fresca, cuidar las porciones, no consumir comida chatarra y tomar al menos 2 litros de agua por día.

Para ayudar al organismo a depurar lo que no necesita para recomponer las energías, contás con Antioxidantes. Son quienes previenen o demoran el daño molecular producido por los radicales libres, éstos son átomos o moléculas que dañan las estructuras que componen las células. Y se generan continuamente en el organismo debido a los procesos metabólicos, estrés, mala calidad de la dieta diaria, existiendo además factores externos que los producen, como el humo del tabaco, las radiaciones ultravioletas, los herbicidas, la polución ambiental.

Prevení el daño en tu organismo y desintoxicalo para que puedas transitar este nuevo año completamente renovado.

 

Fuente: productosecologicossinintermediarios.es