¿Por qué es importante comer avena en el desayuno?

Brinda infinidad de beneficios, como reducir el colesterol y la presión arterial.

La avena es un alimento con gran cantidad de atributos que sirven mantenernos saludables. Agregarla a nuestra dieta diaria nos asegurará una mejor calidad de vida, por ello no se trata como un complemento con beneficios curativos sino un alimento preventivo, por decirlo de alguna manera. Lo recomendable es incorporarlo en el desayuno, pero también se puede hacer en cualquiera de las cuatro comidas del día.

Entre sus beneficios, está comprobado que la avena ayuda a reducir el colesterol por su componente beta-glucano que no es nada menos que la fibra, también sirve para bajar la presión arterial como también lo tienen los cereales integrales. Por otro lado tiene propiedades antioxidantes muy óptimas y gracias a las fibras, las células inmunológicas pueden localizar un foco de infección.

Pero esto no es todo, también ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre, previene el cáncer en mujeres menopáusicas, tiene propiedades expectorantes y mucolíticas y es una buena alternativa para los celíacos ya que suele ser tolerado.

Gracias a que contiene silicio colabora en eliminar el ácido úrico por lo que es altamente diurético, además de beneficiar la piel y ser un buen alimento para combatir la anemia, utilizando todo el hierro que brinda la avena.