¿Por qué la obesidad es un tema del que hay que ocuparse?

Conocé qué es y cuáles son los indicios del sobrepeso. Por sus consecuencias a la salud, a la obesidad es necesario prevenirla y revertirla, entonces: si te identificás en estos índices, debés poner manos a la obra y ocuparte de tu cuerpo.

El sobrepeso y la obesidad son definidos como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El índice de masa corporal (IMC)- peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros (kg/m2)- es un índice utilizado frecuentemente para clasificar este flagelo en adultos. La OMS define el sobrepeso como un IMC igual o superior a 25 y la obesidad como un IMC igual o superior a 30.

La obesidad suele ser el resultado de un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas. El aumento del consumo de alimentos muy ricos en calorías sin un aumento proporcional de la actividad física produce el aumento de peso.

Datos para prestar atención

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial y cada año, como mínimo, mueren 2.8 millones de personas por su causa. Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad, también es un flagelo prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Argentina no está exenta en este panorama. Hay una tendencia en crecimiento principalmente en los sectores más vulnerables, donde se observa una doble carga de enfermedad que combina obesidad con malnutrición, especialmente en la niñez. Los niños son el futuro, debemos hacer especial hincapié en ellos.

¿Qué podemos hacer?

1- Una dieta saludable:
  • Disminuir el consumo de alimentos de origen animal (carnes grasas, fiambres, embutidos y lácteos enteros).
  • Aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal (frutas, vegetales, legumbres, cereales integrales, frutos secos, semillas).
  • Reducir la ingesta de azúcar y sal.
  • Tomar la mayor cantidad de líquido posible, principalmente agua.
  • Evitar ayunos prolongados y realizar 4 comidas principales como mínimo.
2- Actividad física regular:
  • Realizar actividad física periódica: como mínimo 30 minutos diarios para adultos.

Apoyo de la comunidad

La responsabilidad individual solo puede ejercer plenamente sus efectos cuando las personas tienen acceso a un modo de vida saludable y reciben apoyo para elegir opciones saludables. En el plano social, es importante ayudar a las personas a seguir las recomendaciones mencionadas, mediante la ejecución sostenida de políticas demográficas y basadas en pruebas científicas que permitan que la actividad física periódica y las opciones alimentarias más saludables estén disponibles y fácilmente accesibles para todos, en particular para las personas de bajos recursos.

Los gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen una función crucial en la prevención de la obesidad.

Rol de la industria alimenticia

El rol de la industria alimentaria puede desempeñar un papel importante en la promoción de una alimentación saludable del siguiente modo:

  • Reduciendo el contenido de grasas, azúcar y sal de los alimentos procesados.
  • Asegurando que las opciones saludables y nutritivas estén disponibles y accesible para todos los consumidores.

En conclusión: para enfrentar este grave problema es necesario, desde lo individual, la adopción de un estilo de vida saludable. Y desde lo colectivo, el compromiso de entidades gubernamentales, sociales e industrias.

Fuentes: msal.gob.ar, who.int