¿Sabés para qué sirve la Vitamina E? Descubrilo

Es reconocida como un gran antioxidante que resulta imprescindible para la salud. Este nutriente se encuentra en varios alimentos de manera natural. Descubrí la guía completa de sus funciones y propiedades.

Entre las vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita, la vitamina E resulta un complemento imprescindible pero no siempre bien ponderado. Es que sus beneficios y propiedades no son conocidos por todos y por lo general muchos no saben ni de qué se trata.

Para comenzar, podemos aclarar que la vitamina E es un nutriente liposoluble (es decir: soluble en grasas) que se encuentra de forma natural en varios alimentos.

¿Qué hace en el organismo?

Funciona principalmente como antioxidante, ayudando a proteger a las células contra los daños causados por los radicales libres, éstos pueden dañar a las células, a los tejidos y a los órganos.

El cuerpo necesita de la vitamina E para que el sistema inmunológico funcione correctamente, para la formación de los glóbulos rojos y para ayudar al organismo a procesar la vitamina K.

Las células necesitan vitamina E para interactuar entre sí y cumplir numerosas funciones importantes.

¿Dónde se encuentra?

La mejor forma de obtener las dosis requeridas de vitamina E es a través de los alimentos y puedes encontrarla en:

  • Aceites vegetales ya sean de maíz, germen de trigo, girasol, soja.
  • Semillas de girasol y de lupines.
  • Nueces, almendras, avellanas y maní.
  • Hortalizas de hoja verde como el brócoli y la espinaca.
  • Cereales enriquecidos, jugos de frutas.

¿Qué cantidad hay consumir?

Los requerimientos diarios pueden variar según la edad, el sexo y las condiciones de salud de cada persona. Es el médico de cabecera quien puede asegurar cuál es la dosis correcta para cada caso o si se necesitas tomar un suplemento de vitamina E.

Los casos que pueden requerir mayor dosis de vitamina E, son algunas enfermedades del hígado, páncreas o intestino.

¿Qué dice la ciencia sobre la vitamina E?

La recomendación de incrementar el consumo de esta vitamina responde a dietas deficientes que no cumplen con el requerimiento diario necesario. También puede ser realizada por el médico en casos específicos.

Asimismo, los investigadores no dejan de estudiar sus propiedades y se empeñan en demostrar sus implicancias y aportes en diferentes patologías. Más allá de aquellas que presentan problemas de mala absorción de grasas por una cirugía (de intestino por ejemplo) o la enfermedad de Crohn, fibrosis quística, o en personas desnutridas o con problemas genéticos.

Los estudios intentan demostrar, entre otras cosas, cómo este nutriente, puede colaborar en el tratamiento contra el cáncer, los trastornos oculares, las enfermedades cardíacas  y las funciones mentales.

¿Cómo consumirla?

Una manera de hacerlo es sumando a la dieta diaria algunos alimentos que mencionamos más arriba, y la otra es consumiéndola en suplementos. Por ejemplo, podés encontrarla en LUPINES CON VITAMINA E que además de ayudar a controlar los niveles de ácido úrico en tu organismo estará aportando esta vitamina esencial.

Fuente: vidaysalud.com