¿Te preocupa la caída de cabello? Descubrí qué puede estar pasando

La caída de cabello es normal en algunas temporadas, pero cuando es excesiva y se da en cualquier momento del año, entonces hay que empezar a tomar medidas.

¿Cómo saber si la caída del cabello es normal? El pelo se va renovando continuamente, por eso lo más importante es poder reconocer cuándo deja de ser normal para transformarse en un problema.

Como cada célula del cuerpo, el pelo cumple un ciclo. Por eso es normal y natural que se caiga, por regla general tiene un tiempo de vida de 3 años. En este tiempo nace y crece, partiendo de un folículo polisebáceo. Luego, entra en una etapa en que cae, dejando este espacio libre para un nuevo cabello en nacimiento. De tal modo, en un organismo normal se suele perder cabello de manera constante generalmente al lavarlo y cepillarlo.

Hay al menos dos épocas al año en las que el organismo pareciera regenerarse y prepararse para la próxima estación, aumentando la caída del cabello viejo. Estos lapsos suelen ser al inicio de la primavera y al inicio del otoño, en muchos casos, aunque responde a cada cuerpo. Lo normal es una caída diaria de entre 50 y 100 cabellos, cuando hay más de esto en el cepillo o la ducha, entonces debés ponerte alerta.

¿Cuándo necesita atención?

A veces la caída del cabello es producto de ciertas condiciones médicas y genéticas. Algunos tratamientos médicos aumentan el desprendimiento del cabello, como por ejemplo cuando se está toma un fármaco específico. Luego de pasado este período, vuelve a la normalidad.  Otras veces, las diversas alopecias (calvicies), pueden responder a una predisposición genética, situaciones de estrés, enfermedades, u otras patologías. Esta pérdida del cabello es abrupta, más notoria, y se debe consultar a un especialista médico o dermatólogo ante su aparición, para prevenir mayores daños, o para tratar el problema desde sus comienzos.

Una vez que se define la causa, entonces se puede comenzar un tratamiento para motivar su crecimiento, detener la caída y mejorar su calidad. Aunque de todas formas, nunca está de más tener en cuenta estos factores y recomendaciones para mejorarlo y tener una cabellera sana.

Medidas contra la caída del pelo

En una caída normal del cabello, es importante cumplir con algunas condiciones, como una buena irrigación sanguínea de la zona y una alimentación balanceada. Aprovechá la ducha o el momento antes de dormir y al despertarte, para hacerte suaves masajes circulares en la cabeza, promoviendo la circulación.

La alimentación es otro de los tratamientos más efectivos, ya que hacerlo mal conlleva que no se estén consumiendo los nutrientes que el organismo necesita o en la medida en que los necesita. Por esto, y para la salud integral de tu cuerpo, siempre es bueno mantener una dieta rica en proteínas y aminoácidos, componentes esenciales para la formación de cabellos y una buena salud de la piel (cuero cabelludo incluido).

Alimentos como carnes, lácteos, huevos y legumbres como porotos, lentejas y garbanzos, son muy buenos para el cabello. Éstos aportan los nutrientes más importantes para reparar los tejidos, si no hay suficiente aporte de proteínas el folículo sufrirá posteriormente. También, sobre todo para quienes tienen problemas de tiroides, poco Yodo puede provocar un mal funcionamiento de la glándula y como consecuencia colateral, la pérdida de cabello.

Afortunadamente, se pueden tomar medidas adicionales, empezando a incorporar  elementos, como una acción de emergencia inmediata. Para esto algunos suplementos contienen lo necesario para combatir la calvicie y la pérdida excesiva de pelo. El ginkgo 80 es un gran estimulador sanguíneo y capilar,  contiene los nutrientes necesarios, como multivitamínico y sus minerales principales son el Zinc, Cobre y Manganeso. Los ácidos grasos del Omega 3 son igualmente saludables para el cabello.

Las Isoflavonas de soja, además de reducir los niveles de colesterol LDL (malo) que producen la enzima alfa-reductasa (la que transforma la testosterona en DHT), actúa desplazando las hormonas androgénicas al ocupar el espacio de los estrógenos. Para las mujeres, pueden ser más efectivas para reducir los efectos de caída de cabello por causas hormonales.

Otros son los Antioxidantes, que en definitiva representan a toda sustancia que previene o demora el daño molecular producido por un radical libre. Lo que además te dará un cabello sano y hermoso.

 

Fuente: caidadelpeloremedios.com; conectiva.com; botanical-online.com