Trucos naturales y saludables para lucir tu bikini

Para ponerte una malla de dos piezas no cuenta ya, el estricto y trillado 90-60-90, sino verte saludable y que estés a gusto con tu cuerpo. Lucí hermosa con estos consejos para sentirte liviana, con la piel protegida y a tono.

Lo menos importante a la hora de ponerte una malla de dos piezas son tus medidas o músculos marcados o la celulitis. Resulta que, primero tenés que querer a tu cuerpo, aceptarlo y cuidarlo.

Sobre todo, un cuerpo que luce bien es un cuerpo íntegramente saludable, con autoestima sobre todo, porque por más belleza que persigas, si no lo mostrás con gusto no se verá bien nunca. Por eso, tené en cuenta estos trucos para verte espléndida con tu bikini.

  1. Postura: aunque tengas una buena figura, si tenés una mala postura no se lucirá. Tratá de caminar y sentarte siempre con la espalda recta, de esta forma vas a verte segura y esbelta.
  2. Come zanahorias: esta verdura contiene beta carotenos que le da a tu piel un tono bronceado. Para mejores resultados, bebe jugo de zanahorias dos semanas antes de tu viaje.
  3. Elimina toxinas: los almidones y el azúcar hacen que el cuerpo se hinche, y a la hora de exponerte al sol el efecto se incrementa. Para evitarlo, reducí el consumo de postres, pan y frituras una semana antes de ir a la playa.
  4. Conocé tu cuerpo: elegí tu bikini de acuerdo a tu tipo de cuerpo y talle adecuado, de esta forma exaltarás tus cualidades.
  5. Toma té verde: esta infusión acelera el metabolismo y ayuda a quemar 80 calorías durante el día.
  6. Ejercicio: siempre es bueno para mantener el tono muscular, el cuerpo activo y saludable.
  7. Cuida tu piel: no olvides usar protector solar y exponerte al sol antes de las 11 de la mañana o después de las 4 de la tarde para evitar quemaduras.

Que el sol no sea un problema

El sol en exceso es uno de los principales enemigos de una piel saludable. Pero cuidarte no impide que puedas tener una piel bronceada. El sol en exceso avejenta la piel, provocando arrugas y resequedad y hasta puede provocar cáncer de piel. La exposición crónica o las exposiciones agudas con quemaduras, como el famoso “flechazo” que pone la piel al rojo vivo, deben evitarse por completo.

Si querés un bronceado saludable, no te expongas en horarios picos de sol, donde los rayos son muy fuertes y no hay protección que ampare contra el riesgo de quemarse. Aunque tengas protector, no te expongas entre las 11 y las 16 horas. Usá sombrero de ala ancha, protector mayor a 40 pps, y renovalo cada dos horas (o según indique su envase).

NATUBROWN es una ayuda a la que podés recurrir para que la tonalidad de tu piel comience naturalmente a percibirse sin tener que acudir al riesgo de una sobreexposición solar.

Evitá la pesadez e hinchazón

El verano a veces suele ser incómodo: hace calor y se hinchan los pies, sin embargo, hay maneras de evitar el malestar. Para sentirte liviano y cómodo, con energía, además de hacer ejercicio y llevar una dieta equilibrada, incorporá a tu dieta estos alimentos que además de nutritivos son bajos en calorías:

  • Antioxidantes, favorecen la eliminación de toxinas: ajos, cebollas, limones, alcauciles, piñas, algas verdes, té verde y, sobre todo, mucha agua.
  • Frutas y verduras, especialmente bajos en calorías: duraznos, manzanas, sandías y todas las verduras que quieras.
  • Carnes y pescados: pollo o pavo, cocido sin piel y con poco aceite.

Además, puede incluirse el yogur natural, que contiene mucho calcio y proteínas pero es bajo en calorías; el tofu, bajo en grasas y calorías; y las bebidas libres de calorías, como el agua o el té sin azúcar. También podés ayudar a tu cuerpo con REDUCTASE, una opción saludable y natural que acompaña tus buenos hábitos.

Fuente: vidasanaweb.com.ar; salud180.com;