Trucos para superar el estrés, la ansiedad y el miedo

Volver a la rutina no siempre es fácil, y a estas alturas ya se pueden haber acumulado varios pendientes pero ¡que no te domine el estrés! Lográ calmar la ansiedad y vivir más saludable gracias a estos consejos.

El estrés, la ansiedad y el miedo son los grandes problemas de la sociedad en la actualidad. Éstos ocasionan múltiples inconvenientes, incluyendo el desarrollo de patologías o enfermedades más severas.

Para vivir más saludable, no solo son necesarias rutinas de alimentación y ejercicios, sino que se hace indispensable pensar en la salud mental  e intentar que el cerebro se serene.

Existen para esto sencillas pautas que todos pueden llevar a cabo, sobre todo incorporar la idea de que la salud mental también es parte de la salud integral. De esta forma, es posible mejorar la vida diaria,  afrontar el estrés y los problemas con más serenidad.

  1. ¿Cómo se puede manejar el estrés?

En lugar de una actitud permanente de “lucha contra uno mismo”, o bien de huida, lo mejor es una respiración profunda activa.

Para calmarte y alcanzar un estado de serenidad podés probar con alguna técnica de relajación. Pero antes de poner  manos a la obra, es necesario asimilar que ser sincero con uno mismo es una potente herramienta.

  1. Exponerse al miedo

La terapia de exposición consiste en exponer claramente las cosas que nos dan miedo. De esa forma se puede conseguir más comodidad, por ejemplo, para hablar en público.

  1. ¿Es el miedo lo que te está frenando?

Debés reconocer cuándo te estás dejando vencer por una ansiedad exagerada. Y es que los miedos hacia algo pueden extenderse hacia otras cuestiones de nuestra vida.

Cuando te enfrentes a una situación o experiencia que te parece difícil de abordar, reflexioná. Puede ser que los miedos tengan mucho que ver con esas limitaciones.

  1. Hacer ejercicio para calmar el estrés diario

¿Sabías que la práctica de ejercicio es una de las mejores formas de relajarse? Porque con la actividad física se generan endorfinas, y éstas ayudan a calmarse. Además, potencia el sistema inmunitario y eleva la temperatura corporal.

  1. Entender la ansiedad como excitación

La ansiedad no siempre es mala. En determinadas situaciones, difíciles en apariencia, es necesario considerar la ansiedad como una especie de excitación, en lugar de como nerviosismo exagerado.

Un estudio ha confirmado que las personas que interpretan su ansiedad como excitación, en lugar de como nervios, tienen más probabilidades de actuar correctamente y salir airosos de las situaciones.

  1. Reconocer las cosas que se hacen bien

Es preciso hacer una lista de lo que te preocupa y otra lista de las cosas en que te va bien. Una vez las tengas, entonces comparalas. De esta forma, no solo estarás pensando en lo negativo, también en lo bueno que te pasa.

  1. Hay que mirar las cosas en su conjunto

Las alertas de supervivencia nos infunden temor y miedo permanente. Tener la sensación de que se debe permanecer con la guardia siempre en alto.

Sin embargo, se debe procurar controlar los mensajes de la mente. Puede ser que ella avise de que algo malo podría suceder en el futuro. No obstante, no será en el momento actual, por lo que debemos relajarnos.

  1. Tómate la vida como un juego

Tomarse las cosas con humor es tan importante como considerar las tareas como una especie de pasatiempo. Para dominar el estrés hay que concebir cada acción como un juego. Cuando algo sale mal, podemos empezar la siguiente partida y probar de otra forma.

  1. Los valores importantes

Antes de una situación desafiante, que te pone muy tenso, volvé a esos valores realmente fundamentales. ¿Qué es lo que más te importa? ¿Familia, pareja, hijos, o el trabajo? Escribir lo que es importante te ayudará a afrontar retos aparentemente decisivos en la vida.

  1. Ayudar a los demás siempre nos aporta algo

Es necesario mostrar tu predisposición para apoyar, escuchar y ofrecer tu ayuda. Cuando ayudás a los demás tenés menos emociones negativas y el estrés no te afecta tanto.

  1. Café para controlar el estrés

Según algunos estudios, el café puede ser un excelente aliado en determinadas situaciones de estrés. No obstante, tené en cuenta que las cantidades deben ser moderadas.

  1. La meditación es una excelente arma contra el estrés

Tenemos que entrenar la mente para que se centre en el presente, en las tareas de cada día. Con ello se evita la ansiedad sobre el futuro, y el tormento continuo con situaciones pasadas. Y con la práctica, será posible manejar las depresiones, ansiedades y el dolor.

¿Hasta qué punto es bueno o malo el estrés?

Algunos psicólogos dicen que el estrés es una señal de que te importa tu vida y de que te es significativa. Sin embargo otros estudios aseguran que las consecuencias de estar bajo estrés de manera constante y en situaciones de mucha tensión, traen consecuencias nefastas a la salud de todo el organismo.

Para mantener al estrés dentro de los límites que puedas manejar, te recomendamos VALERIANA, que te ayuda a calmar la ansiedad, el nerviosismo y facilita el descanso.

 Fuente: mejorconsalud.com